Blacky

Blacky

En memoria de Blacky.
Desde que te vimos en la protectora supimos que habías ganado un hueco en nuestras vidas, esa mirada tan apacible y cariñosa nos cautivó desde el primer momento.
Y poco a poco te fuiste adueñando de nuestros corazones, no había momento en que no compartieras tu felicidad con la familia, siempre jueguetón y alegre. Aún recordamos como mordisqueabas los zapatos y eso que los escondíamos bien.
Esperamos que tras cruzar el arco iris te encuentres con tus amigos, aquellos del parque con los que te pasabas las tardes y que ya nos dejaron, anda que no corrías detrás de ellos o de la pelota a la que tanto mimabas.
Siempre te recordaremos.

Tus amitos que te echan de menos